Cuando hacemos langostinos o gambas a la plancha, a su tiempo, solemos darles la vuelta para que se hagan por ambos lados por igual.

Sugerencia: los ponemos todos del mismo lado en la plancha, los cubrimos convenientemente con sal y esperamos hasta que veamos que están hechos, pero SIN DARLES LA VUELTA.

Veremos que quedan mucho más jugosos y cómo resulta mucho más fácil quitarles la piel. Pruébalo

Por Papasimón | 29 diciembre, 2013

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>