Si el marisco está vivo, hay que cocerlo en agua fría y llevarlo a ebullición. Si no está vivo, es mejor comenzar ya con agua hirviendo.

Por Javier Barrio Cordero | 23 junio, 2013

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>