Trucos

3 recetas

Cuando hacemos langostinos o gambas a la plancha, a su tiempo, solemos darles la vuelta para que se hagan por ambos lados por igual.

Sugerencia: los ponemos todos del mismo lado en la plancha, los cubrimos convenientemente con sal y esperamos hasta que veamos que están hechos, pero SIN DARLES LA VUELTA.

Veremos que quedan mucho más jugosos y cómo resulta mucho más fácil quitarles la piel. Pruébalo

Por Papasimón | 29 diciembre, 2013

Para ganar tiempo, es preferible poner el agua a cocer en una cacerola bien tapada, y sólo cuando comienza a hervir a borbotones, añadiremos la sal. El agua salada tarda más en alcanzar la ebullición.

7 noviembre, 2013

Si el marisco está vivo, hay que cocerlo en agua fría y llevarlo a ebullición. Si no está vivo, es mejor comenzar ya con agua hirviendo.

Por Javier Barrio Cordero | 23 junio, 2013